Healthinking está compuesto por dos palabras que no se están usando mucho

“El sistema de salud público que tenemos no hay que darlo por supuesto, no hay que darlo por descontado”. Así hablaba Rafael Bengoa, codirector del Instituto de Salud y Estrategia (SI-Health) en el cuarto evento de Healthinking.

Actualmente el sistema sanitario está dañado por nada menos que 10 años de crisis. “Ahora toca volver al nivel de inversión anterior, porque actualmente está infrafinanciado”, comentó el que fue asesor sanitario de la administración Obama (programa Obamacare). En consecuencia, la sociedad no puede dar por sentada la sostenibilidad del sistema.

Para conseguirla, “es importante que este debate entre en el Parlamento español”, ya que, según las palabras de Bengoa, “es el momento de la política sanitaria”. Esto se debe a que estas estructuras de poder son las que pueden asegurar el sistema durante las próximas décadas.

Respecto a la iniciativa de Healthinking, el que es considerado uno de los impulsores del servicio vasco de salud Osakidetza señaló que el nombre del proyecto está compuesto por “dos palabras que no se están usando mucho en el sistema sanitario español: health (salud), y no solemos hablar de salud, sino de enfermedad; y thinking (acción de pensar), una acción que no se está haciendo mucho”. Y concluye: “Por tanto, Healthinking”.