La innovación está pasando de ser “top down” a “botton up”

El ver la innovación como algo que puede venir del propio ciudadano es uno de los temas tratados en Fit for Life Healthinking (F4LHT) que más ha impactado a Pere Estupinyà, escritor de varios libros de divulgación científica, conferenciante y presentador de televisión que hizo de moderador en el evento de AbbVie.

“Siempre hemos tenido la idea de que la innovación es algo muy <<top down>>”, es decir, que llega a la vida de la población general desde una élite científica alejada del mundo del día a día. Creemos que “un genio de la tecnología creará algo nuevo y que eso derivará en unas plataformas o sistemas” que nos permitirán mejorar algún aspecto concreto de nuestro día a día.

Generalmente también se suele pensar de la misma manera respecto a la gestión política de las innovaciones. Tal y como destaca Estupinyà, “pensamos que serán los políticos o los sistemas de sanidad” los que nos darán la posibilidad de introducir novedades tecnológicas en nuestros procesos diarios.

Sin embargo, ahora la realidad está cambiando por completo. Las nuevas tecnologías han democratizado la capacidad para generar novedades en diferentes sectores con solo tener un ordenador y acceso a internet. “Estamos en un momento en el que los ciudadanos pueden innovar”, comenta Estupinyà.

Esto supone un enorme cambio de paradigma con respecto al siglo pasado. Ahora puede generarse un crecimiento “<<botton up>>”, como señala este escritor. Es decir, las innovaciones actuales pueden venir de personas que no hayan tocado las instituciones científicas, sino que, simplemente, puedan tener buenas soluciones a problemas habituales. El acceso a la información y a la tecnología ha permitido que muchas personas, y no solo unas pocas, puedan plantear alternativas a antiguos problemas sanitarios.