“Vivimos en un mundo más abierto”

Santiago Cervera, ex-consejero de Sanidad de Navarra, ex-diputado y consultor en sanidad e innovación, destaca dos conclusiones fundamentales de la charla entre profesionales de Fit for Life Healthinking (F4LHT): la primera es que el origen de la innovación es más diverso que antes; la segunda, que los modelos por los que antes se generaban las soluciones son cada vez más cambiantes.

“El origen de los próximos cambios que puedan impactar de forma positiva en la salud de las personas cada vez es más diverso”, señala Cervera. Es decir, que el origen de la innovación aplicada a la salud no tiene por qué ser obligatoriamente de las élites científicas. También puede venir de los ciudadanos que, aplicando las nuevas tecnologías, consigan automatizar determinadas tareas médicas.

“Cada vez hay más ideas, más capacidades nuevas y creativas en términos de investigación para aportar soluciones que mejoran la salud de las personas y las poblaciones”, destaca este directivo. Esta llegada de innovación de diversos orígenes “es un completo cambio de paradigma” en el ámbito sanitario.

Por otra parte, hay que estructurar los mecanismos por los cuales sepamos “diferenciar lo que realmente sea útil para la salud de las personas y lo que no”, tal como señala Cervera. De esta manera, a los pacientes finales solo les llegará aquellas innovaciones más interesantes para tratar de forma eficaz sus patologías.

La segunda de las conclusiones que saca el director de Healthy Numbers es la de que “estamos en un mundo más abierto, por lo que los modelos por los que antes generábamos soluciones pueden cambiar”. Además, las fuentes por las que llegan las innovaciones son “muchas más que antes, pues existen “muchas más posibilidades y novedades tecnológicas para poner al servicio de la salud de las personas”.